Obrera= Perfección

2
Posted marzo 21, 2013 by Nanda Bezerra in Erika Navega

Tal vez pienses que por el hecho de ser obrera o tener el Espíritu Santo debes ser perfecta. No, ¡de ninguna manera! Somos seres humanos, llenos de fallas y errores, sin mencionar nuestra naturaleza pecaminosa. A los ojos de Dios sí somos perfectos, pues Él nos ve a través de nuestro Señor Jesús.

Recuerdo, cuando era obrera, a mis padres y hermanos criticándome y apuntándome con el dedo por cada error que cometía. Recuerdo hasta hoy las célebres frases:

¡Pero cómo! ¿No eres obrera? ¿No eres una mujer de Dios?

¿Dónde está el Espíritu Santo? ¿Cómo puedes haber hecho eso? ¿Cómo puedes ponerte nerviosa de esa forma?

El Espíritu Santo es mansedumbre, dominio propio, etc. Y lo peor es que por cualquier cosa, cualquier error mío, allí estaban ellos de nuevo.

Obvio que por mi falta de madurez en aquella época, esto era suficiente para que me ponga triste, angustiada y muchas veces dé lugar a mis dudas con respecto a mi vida con Dios.

Recuerdo que permitía que aquellas palabras me quitasen las fuerzas, me tiraran abajo.
Sabemos que es de muchísima importancia dar buen testimonio a todos, principalmente a nuestros familiares, sea a través de nuestro carácter y nuestras actitudes… pero en este camino cometemos errores, y eso sucederá muchas veces…

Entonces, la actitud que Dios espera de nosotros es… Levantar la cabeza y seguir adelante, mirar para adelante, cambiar de actitud. Mis errores sirven para que siempre esté a los pies de mi Señor, pero nunca pueden ser un motivo para que me detenga, pare o me desanime. Entonces, ¡basta de eso!!!

Levántate, sacude el polvo y da un giro de 180º a esa situación.

Por Erika Navega

Pin It

  1.  
    Alejandra Villavicencio

    Muchas veces somo señalados por causa de nuestros errores, es obvio, que tenemos una gran responsabilidad cuando asumimos ser obreras o siervas en la obra de Dios, nuestra vida ya no es más la misma. Debemos ser luminares en este mundo. Solo que somos seres humanos que sentimos y padecemos como cualquier otro ser vivo y que tenemos nuestras fortalezas y debilidades. Además, como bien señaló la Sra. Nanda nuestros errores sirven para que estemos a los pies de nuestro Señor Jesús y eso es muy cierto, recuerdo que cuanto más me señalaban por mis fallas, aún dentro de mi casa yo me sentía atribulada y buscaba el rostro de Dios en oración para fortalecerme y pedirle me ayudara a cambiar. Entonces en cierta forma eso cooperó en mi relación con Dios y por otro lado en perfeccionarme en ser mejor cada día y cambiar esas fallas por virtudes. En la vida todo tiene un proceso, para crecer es necesario que vengan tropiezos y luchas para formar nuestro carácter de esta manera llegar al nivel de madurez que Dios quiere que alcancemos y de esta manera nos equipamos para cumplir los propósitos de Dios en la Tierra. Un abrazo de mi parte…desde VENEZUELA- Guarenas.




  2.  
    Rita

    Tenemos que mirar para nuestros errores como una enseñanza para no volver a repetirlo, orar a Dios para que El nos de fortaleza y no volvamos a caer, no tenemos que dar lugar a las personas que nos señalan para que nos pongan tristes o nos tiren abajo, en ese momento hay que mirar para Dios porque no somos perfectos pero El nos ama! Y eso es lo que realmente nos tiene que importar





Comente...


(obrigatório)